Volver al índice
Cuando afinas un instrumento, le estas aplicando tensión hasta que las cuerdas alcanzan una nota determinada. La cuerda está construida (material, estructura y diámetro) para resistir al menos el doble de supuesta tensión sin romperse.

La cuerda se fija a dos puntos: los clavijeros y el cordal (o punto de anclaje de las cuerdas).

La porción de cuerda que vibra es la que está entre la cejuela y las selletas del puente. Estos se llaman "ángulos de ruptura". Estas porciones que van desde la cejuela a los clavijeros y desde las selletas al cordal o punto de anclaje, no están directamente relacionadas en la vibración pero tienen influencia en el "tacto" de tu instrumento, especialmente al tirar de las cuerdas (bending). Veamos cómo funciona.
La porción de las cuerdas que no está directamente relacionada con la vibración (en rojo) corresponde a un
15%/30% del total.

Al vibrar, las cuerdas forman un patrón elíptico que es fijado a los puntos de anclaje (en el caso de la guitarra a la cejuela y las selletas) y la máxima amplitud se encuentra en el centro de las cuerdas, que se corresponde con el traste número doce del diapasón.

En las mismas condiciones, un calibre mayor de cuerdas requerirá más tensión y serán más difíciles de estirar. Tendrá un patrón de vibración más reducido, con más sustain, más volumen, brillo y ataque.

Por el contrario, un calibre de cuerdas menor, requerirá menos tensión, tendrá un patrón de vibración más amplio y tendrá un sonido más suave y con menos volumen.
Tension de las cuerdas de la guitarra image
El patrón de vibración de las cuerdas forma una elipse y su máxima amplitud esta sobre el traste 12.

Comparativa del patrón de vibración de una cuerda 0.08 (azul) y una 0.10 (rojo). El 0.08 tiene un patrón de vibración más amplio que el 0.10.

Las variaciones en la longitud de la cuerda tienen influencia la tensión de esta y como "se siente" al tacto. Por eso una escala más larga requerirá más tensión, aun con la misma afinación, que una escala corta. Por esta razón una Les Paul (628mm de escala) resulta más "blanda" de tocar que una Strato (647.7mm de escala).



TENSIÓN Y TACTO SOBRE EL DIAPASÓN
Como hemos dicho anteriormente, cada instrumento tiene porciones de cuerda más allá de las cejuela y de las selletas que no están directamente relacionada en la vibración que genera la nota.

Esas porciones de cuerda NO afectan a la tensión pero si a como "sentimos" las cuerdas sobre el diapasón, especialmente durante los bendings y en las notas cercanas a la cejuela.

Por ejemplo cambiar el ángulo de cordal en una Gibson Les Paul NO afecta a la tensión en una afinación determinada como algunos podrían pensar. De hecho lo que ocurre es que bajando el cordal, en realidad aumentamos la tensión de manera que, por ejemplo, un LA puede derivar a un DO. Inmediatamente después volveremos a afinar el LA con los clavijeros volviendo exactamente a la tensión anterior. Con el cordal bajado.

Así que la regla es: En las mismas condiciones a la afinación siempre le corresponde la misma tensión, no importa lo que pase más allá de las selletas y la cejuela.

¿Cómo afecta esa porción de cuerda "muerta" a nuestro instrumento?

Los ángulos de ruptura (cejuela y selletas) no tienen influencia en la tensión pero sí en el tacto del instrumento.

Por favor, mira las imágenes anteriores donde se muestran 4 tipos de estructura de cuerda. Supongamos que aplicamos en los puntos verdes "X" (cerca de la cejuela) el mismo bending de un tono.

Consideremos la porción de cuerdas desde el punto del bending "X" a los clavijeros (b,d,f,h).

Dibujo 1. Se muestra un cuerda fijada justo sobre la cejuela y la selleta. Este es el típico caso del Floyd Rose.
Si intentas tirar la cuerda en el punto "x", la fuerza que aplicarás con tus dedos se distribuirá en la porción de cuerda que va desde el punto "X" al punto "b". De los cuatro casos este es el que requerirá mayor esfuerzo para tirar un tono entero.

Dibujo 2. Representa la típica situación donde las cuerdas se extienden más allá de la cejuela y las selletas y están fijadas, por ejemplo a la derecha en los clavijeros y a la izquierda en el cordal (Les Paul). En este caso, aplicando el mismo bending de un tono, la energía se distribuye de alguna manera entre los puntos (X-d). La tensión es la misma que en el caso anterior pero tendremos la impresión de que es más suave cerca de los ángulos de ruptura.

Dibujo 3. Muestra la misma situación que el anterior caso pero incrementando el ángulo de ruptura. Longitud, afinación y por lo tanto tensión son las mismas (x-f) pero aquí el bending resultará un poco más duro que en el segundo ejemplo.

Dibujo 4. Muestra un caso que puede recordar a las viejas guitarras de Jazz hollow body. Las cuerdas se extienden mucho más allá de la cejuela y especialmente en las selletas (x-h). Este ejemplo dará como resultado la sensación de bending más suave.

Otro factor que tiene importancia aquí es la fricción en la cejuela y las selletas. En los tres últimos ejemplos cuanto menor sea la fricción sobre la cejuela y las selletas, mejor se distribuirá la tensión por las partes "muertas" de cuerda. Esto tiene como resultado una sensación de bending más suave.

Por supuesto que algo de la fuerza aplicada para estirar la cuerda también se disipará entre el punto "X" y el punto donde las cuerdas están ancladas al puente (a, c, e, g) pero esta porción tiene menos influencia que la anterior ( aunque tenga menor influencia hay que tenerla en cuenta).

¿Cómo se traduce esto en algo práctico?
  • Incrementar la distancia desde la cejuela a los clavijeros creará una sensación de bending más suave en las primeras posiciones del diapasón (esta sensación desaparece exponencialmente a medida que nos acercamos a los últimos trastes)
  • Disminuir la distancia desde la cejuela a los clavijeros creará una sensación de bending más duro en las primeras posiciones del diapasón (ver Floyd Rose).
  • Incrementar la distancia de las selletas al cordal creará una sensación de pulsación más suave cerca del puente (mejor para jazz).
  • Disminuir la distancia desde las selletas al cordal creará un ataque más rápido cerca del puente (mejor para rock y metal).
  • Bajar la altura del cordal incrementará el ángulo de las cuerdas en las selletas incrementando el ataque.
  • Levantar la altura del cordal reducirá el ángulo en las selletas y por lo tanto producirá un ataque más suave.
  • Cuanto más nos movamos hacia el centro de la vibración de las cuerdas (traste 12), menos influencia tendrá porción de cuerda que no vibra (tras el ángulo de ruptura) en los bendings y la sensación de ataque sobre la pastilla del puente.

    Todo lo anterior viene de dos factores distintos: Cuanto más larga sea la porción de cuerda que no vibra, más se podrá extender durante los bendings. Cuanto más agudo sea el ángulo en los puntos de fricción (selleta/cejuela/tensor) las cuerdas menos se deslizarán sobre estos puntos de manera que las porciones de cuerda que no vibran se extenderán menos durante los bendings.

  • La altura del cordal influye fuertemente en el tacto o sensación de las manos sobre las cuerdas. Foto de una Tuscany Rush model.

    AFINACIONES DROP
    Muchas de las técnicas de los guitarristas modernos requieren notas más graves en el instrumento y eso solo se puede conseguir añadiendo más cuerdas a las cuerdas graves, las cuales pueden ser demasiado grandes o flojas causando problemas al tocar (debiendo tocar suave cuando se requiere un ataque fuerte) y trasteos en el diapasón.

    Este problema se puede solucionar modificando la propia estructura de la cuerda.

    Incrementando el diámetro del núcleo y reduciendo el del entorchado dará rigidez a las cuerdas sonando más profundo y manteniendo la tensión correcta que permite afinaciones drop sin trastear.

    CONCLUSIÓN
    En realidad, reduciendo el ángulo de incidencia sobre la cejuela y las selletas del puente, nos sentiremos más cómodos sobre el diapasón con los bendings y con un ataque más suave con la púa.

    Esto se puede conseguir en la parte de la cejuela, quitando tensores (string retainers) en caso de que los haya y usando clavijeros escalonados. En la parte del puente levantando el cordal en el caso de una Les Paul o incrementando el ángulo del mástil y reduciendo la altura de las selletas del puente en una strato.

    SUGERENCIAS Y CONSEJOS
    Todas las operaciones a continuación contribuirán a una mejor sensación o tacto sobre el mástil:

  • Reducir el ángulo en la cejuela y el puente montando clavijeros escalonados y quitando los tensores de las cuerdas.
  • Reduciendo el ángulo del mástil respecto al cuerpo.
  • Bajar el cordal incrementará el ataque en las cuerdas.
  • Levantar el cordal dará un ataque más suave.



  • 2010 Galeazzo Frudua. Todos los derechos reservados.


    Volver al índice